La Batalla de las Termópilas

manifestacion-en-parlamento-griego

Las pasadas elecciones celebradas en Grecia han hecho que volvamos a ver el tiempo en que vivimos, ese dominado por Ciclopes y  Lestrigones que diría el genial poeta Kavafis, tiempos de viajes en tormentosos mares en donde el Poseidón del capital y el canto de las sirenas belgas hacen naufragar a los aventureros más audaces, esos que son capaces de enfrentar el poder del Olimpo del capital  llevando como Prometeo hizo la luz al pueblo. Por ello, hoy el camino emprendido por el gobierno griego no deja de ser una nueva epopeya del siglo XXI, una nueva Ilíada de la que dependerá no sólo el futuro de Grecia sino por ende el de toda Europa. Así el nuevo Teseo  que enfrenta al Minotauro global se encarna en la figura pétrea del ministro griego Varoufakis  en esa lucha permanente de hacer posible una salida al laberinto impuesto por los poderes económicos  y la derecha capitalista de Europa lideradas por Merkel.

En este un laberinto de recortes que se ha demostrado ineficaz  para el crecimiento económico como salida a la crisis que hoy vivimos, un laberinto que sólo ha servido para aumentar las ratios de pobreza en los países del sur de Europa y para que las diferencias de clases vuelvan a ser una realidad que tensa la cuerda de la desesperación de miles de ciudadanos y ciudadanas que en muchos casos radicalizan su posicionamiento a través de apoyos a partidos de ultraderecha y ultraizquierda que claman medidas populistas a las que la ciudadanía se agarra como último mascarón en un mar que les ahoga.

Hoy el paradigma de la lucha por la libertad frente a la esclavitud toma forma en este tiempo en donde el recuerdo de las Termópilas está presente en ese inconsciente colectivo histórico de la memoria griega en la que a modo de lección moral se recuerda como antaño y de igual forma fue en Grecia donde los hombres y mujeres libres se enfrentaron al poder imperialista Persa y su ejército de esclavos,  lacayos que a golpe de látigo servían a los deseos de sus amos.

Por ello, hoy Europa se enfrenta a una balanza ,a un cruce de caminos que marcaran el devenir político, social y económico de la construcción europea. La nueva batalla de las Termópilas que hoy se libra en despachos y en la calle servirá para definir el proyecto con el que las generaciones del presente y futuro convivirán. Hoy por lo tanto de nuevo en Grecia se decide entre la libertad o la esclavitud, entre un modelo de desarrollo en donde el capitalismo impone sus reglas por encima de  derechos fundamentales y  libertades públicas o un modelo en donde las personas están por encima de los interés económicos de unos pocos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s