El Precio de la Cultura

el

educacic3b3n4-cultura-libertad

La Libertad la da la Cultura pues es la única que permite acabar con las cadenas de la opresión desde quienes desde el poder buscan un pueblo dócil, sumiso e inculto . Algo esto, que ya nos recordaba antaño con la vehemencia que le correspondía Miguel de Unamuno al proclamar la libertad del pensamiento. Es así, el conocimiento y la capacidad de adquisición del mismo el que te da esas herramientas de superación y desarrollo personal fundamentales para intentar corregir las desigualdades de inicio existentes en una sociedad , la nuestra, donde las clases aún existen de manera clara , aún cuando la construcción del modelo de clase media ha servido para atemperar la antaño proclamada lucha de clases. Por ello, La cultura y la educación pública son bienes de acceso público irrenunciables por quienes consideramos que son estas las que igualan en las oportunidades de acceso al conocimiento al hijo de un jornalero del campo andaluz y al que lo es de un empresario del Ibex 35.

Hoy de nuevo la cultura es objeto de la privatización de las políticas del gobierno de Mariano Rajoy , no ya por la aplicación de un IVA del 21% que sólo ha servido para alejar de Teatros, Cines o Conciertos a esos “plebeyos” del vulgo que han tenido que destinar sus exiguos recursos económicos a vivir antes que a disfrutar de una obra en el Lope de Vega. El ataque perpetrado hoy al acceso a la cultura como un bien público y universal va más allá gracias a un Decreto que aprobado con la Canícula Veraniega del 1 de Agosto obligara a pagar una remuneración económica por el préstamo de un libro en cualquier biblioteca pública de nuestro país.

En definitiva, la maquinaría neoliberal de FAES al servicio del PP hace que el gobierno de la derecha de nuestro país siga en su cruzada de hacer posible una nueva transición en nuestra país, una reforma anacrónica que vuelva ha hacer posibles que la cultura sea consumida por la élite privilegiada y que la educación superior universitaria sólo este al alcance de unos pocos, de aquellos que ungidos por sus apellidos tengan ese derecho al conocimiento. Un derecho que por supuesto debe ser negado a los hijos e hijas de quienes desde las clases obreras y trabajadoras existentes en nuestro país pueden reclamar desde el conocimiento un nuevo tiempo en nuestro país , aquel en donde las desigualdades vuelvan a dejar paso a la igualdad, y en donde las oportunidades de desarrollo se midan por el conocimiento y no por el apellido con guión intermedio.

Por ello, hoy debemos de denunciar públicamente el intento de acabar con una cultura y una educación pública y universal esa que es capaz de hacer que las sociedades progresen y que los países avancen en un tiempo como el actual en donde la capacidad productiva se medirá desde ya por la preparación de la ciudadanía de un país y no por el número de cortijeros que asumen cada vez más poder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s