La Mirada de Elena

1544004_680169102004355_292006231_n

No puedo por menos hoy que hacer mío el verso de uno de mis poetas favoritos Miguel Hernández para expresar con palabras el dolor de una pérdida de una amiga, pues hoy esa pérdida es compartida por quien escribe este artículo con el mismo sentimiento que el poeta de Orihuela. Soy hoy yo como lo fue antaño él quien quiere escarbar la tierra con los dientes, a dentelladas secas . Soy yo quien hoy requiere a las Aladas Almas de las Rosas de Almendro porque todavía tenemos muchas Cosas Compañera del Alma , Compañera.

Hoy no puedo más que pensar que es tremendamente injusto que el anonimato haga invisibles para la generalidad el trabajo de esas personas que dedican su vida a hacer de este mundo un lugar más justo,más habitable más igual , personas como mi amiga Elena a la que hace unos días despedí con la incredulidad de no creer que ya no volveríamos a encontrarnos . Fue un adiós a una buena amiga, una compañera de vida, de esas que nunca dejan indiferente a nadie por su carácter inconformista, valiente y a veces atrevido en la defensa de sus valores socialistas y de progreso, una mujer que en sus últimos años de lucha con su enfermedad me enseño lecciones desde la distancia a veces, lecciones sobre el valor de la amistad y el sentido de la vida, valores sobre aprovechar el momento que tenemos dado como un regalo a nuestro alcance y que a veces , demasiadas desaprovechados en alejarnos de las personas que apreciamos o queremos por hechos casi siempre absurdos. No por menos gracias a ella conocí a la que hoy es mi compañera de vida en una reunión de jóvenes socialistas que organizada por ella queríamos cambiar el mundo.

Por ello esta columna, mi cita semanal con vosotros y vosotras queridos/as lectores/as no puede más que servir de pequeño homenaje a una portadora de sueños como ella, una mujer que siempre estuvo al lado de quienes más necesitaban del compromiso social y político de alguien como ella, alguien que coherente como pocas entre su discurso y acción jamás renuncio a su esencia a cambio de nada ni de nadie, ella era auténtica y esa fue una lección que siempre nos dio a quienes tuvimos el gusto de conocerla. Su vida fue una constante de compromiso y lucha, militante de las Juventudes Socialistas y del PSOE donde ocupo diferentes cargos de responsabilidad, fue una luchadora como pocas desde su Agrupación Sur del PSOE sevillano ,impulsora de las Tertulias Progresistas de Sevilla que posteriormente darían lugar al nacimiento de la Asociación Progresistas de España hoy su recuerdo es un referente de coherencia y de verdad, de transformación y valentía , y todo ello desde el compromiso social de servir a los más débiles , a las clases trabajadoras a quienes más lo necesitaban.

Hoy te nos has ido y el mundo es más oscuro, más mudo , más injusto sin tus Miradas. Se llamaba Elena Moreno, fue una gran mujer, una gran socialista pero ante todo mi amiga.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Esmeralda dice:

    Miradas mi niña…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s