La tierra es para quien la trabaja

el

una vida trabajando la tierra

La Tierra es para el que la trabaja, frase esta que hoy forma parte de los libros de la historia, su autor Emiliano Zapata, el contexto una revolución, la mexicana de 1910 que llevo a miles de hombres y mujeres a sublevarse contra el gobierno que encabezaba Porfirio Díaz y el objetivo claro: La redistribución mejor de la riqueza entre el pueblo.
Es curioso cuan de obstinada es la propia personalidad humana repetitiva hasta la saciedad en su lucha por lograr el progreso de los más débiles frente a los más poderosos, aun cuando estos siempre se mantienen inmutables en el tiempo unas veces en forma de dictadores militares, otras de terratenientes y más recientemente en forma de fondos de inversiones, corporaciones o agencias de recalificación. Pero ante todo, el sustrato de la dominación del poderoso frente al débil tiene un elemento común a lo largo de la historia de la humanidad: El poder económico de quien lo tiene y no lo quiere compartir, algo esto innato a la propia naturaleza de la persona capaz de ser ese lobo para el hombre del que hablaba Hobbes en su Leviathan . No por menos, hoy cada día me siento más identificado con esa idea que ya Oscar Wilde fue capaz de concretar que la persona es capaz de los más hermosos sueños o las peores de las pesadillas.

Hoy, en Andalucía, vivimos en lo que se ha venido a denominar el Vergel de Europa, la riqueza es una constante en nuestra tierra, aun cuando la misma cada día esta peor repartida.

Es curioso que tengamos el honor de situar a Andalucía entre las regiones con más producción arrocera o de cítricos de toda España y por ende de Europa, cuando cada día son más los jornales que se pierden en nuestros pueblos blancos. No es una exageración decir hoy que nuestro sector agrícola esta en peligro, y que con el muchas de las peonadas que hacen posible que cada mes se llenen los frigoríficos de miles de casas en toda la Vega del Guadalquivir. Y ¿por que? Sencillo, la especulación y la crisis económica dos elementos estos que hoy aprovechados por aquellos intermediarios con liquidez hacen estragos entre las pequeñas y medianas explotaciones de provincias como las de Sevilla y Córdoba que ven como se fija un precio por su campaña que ni de cerca hace posible la viabilidad de la misma. Empresas estas que cada año ven como el kilo de naranja cultivo en nuestra tierra se paga cada vez menos, hasta el punto de llegar a las exiguas siete pesetas. Y ¿Cuáles son las consecuencias de esta situación que hoy toca a las puertas de decenas de pueblos de la geografía andaluza? Varias y a cuales peor. De un lado, el abandono de las fincas con el fruto en los árboles sin recolectar, poniendo en jaque esto al propio sector productivo incapaz de generar recursos para el empresario agrícola y beneficios en forma de peonadas para quienes viven del campo andaluz. Por otro lado y no menos negativa se encuentra la otra consecuencia, el desmantelamiento de hectáreas de arboleda de cítrico – como ya en su día pasara con el melocotón- para destinar las tierras al cultivo del trigo y maíz, cultivos estos más seguros para el empresariado pero incapaces de generar mano de obra en el campo andaluz.

Hoy, la toma de decisión real y comprometida de todas las administraciones públicas en Andalucía debe de ir de la mano de dar una respuesta a esta realidad, apoyando y generando instrumentos reales que permitan al empresariado agrícola andaluz llevar a cabo no sólo la recogida y transformación de su producto sino también la comercialización del mismo hacía aquellos mercados ávidos de lo que nuestro Vergel es capaz de ofrecer. Es aquí en forma de políticas de incentivos, financiación y formación en donde debemos dirigir los esfuerzos que sirvan para que nuestros cultivos no peligren frente al voraz apetito de la especulación económica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s