Donde habitan los héroes

images

Sin lugar a dudas España es un país de héroes y heroínas, de hombres y mujeres anónimas que día a día desde la cotidianidad de sus actos llevan a cabo gestas tales que hacen posible que aquellos que observamos la realidad que nos rodea podamos descubrir el significado real de la heroicidad. Valor este que, lejos de residir en supermans o superwomans hollywoodienses, habita en personas comúnmente extraordinarias. Hoy de nuevo en una crisis económica, política y social, que pone en jaque todos los pilares sobre los que hemos construido nuestra democracia, son los héroes anónimos del cambio los que empiezan a hacer posible que algo se transforme en la epidermis de nuestra joven democracia, necesitada de una urgente reforma en todos sus escalones. No por menos, hoy es una realidad incontestable que nuestra sociedad está enferma por un virus que ha penetrado hasta el corazón de las instituciones políticas, judiciales o sociales, ni siquiera los medios de comunicación o la propia monarquía –elemento estabilizador en otro tiempo entre las fuerzas vivas de nuestro país– parecen estar inmunes a esa pandemia que irreversiblemente tendrá que ser afrontada y erradicada por la propia ciudadanía.

Vivimos así un tiempo de nuevas castas que atentan con su acción diaria contra el propio significado de la democracia. No podemos negar que pilares tan importantes como la política, que tanto ha servido como herramienta de transformación, hoy está en manos por lo general de unas clases políticas que nacidas endogámicamente desde los propios aparatos no ven en la política una herramienta de cambio y de servicio al interés general sino una vía al servicio de su interés partidista o particular. Hecho que conlleva inexorablemente al alejamiento de la ciudadanía de los partidos políticos y por ende en el mismo sentido de los sindicatos. Y qué decir de las instituciones judiciales, al servicio hoy en muchas ocasiones de los poderes políticos y económicos, como se ha demostrado de manera vergonzosa en el nombramiento de un exmilitante del PP Francisco Pérez de los Cobos al frente del Tribunal Constitucional o en la instrucción de los casos Nóos o Gürtel.

Y frente a esta realidad palpable, no podemos dejar de lado la crisis de valores que en gran medida afectan a los medios de comunicación, aquellos que si bien deberían de servir a la generación de una opinión pública responsable y objetiva responde hoy por el contrario en muchas ocasiones ante las instrucciones de quienes firman los talones económicos o políticos que hacen posible el mantenimiento y la supervivencia de los propios medios.

En definitiva, vivimos en nuestro país una enfermedad o virus de retroceso democrático que de manera constante hace que cada día sean menos los derechos y libertades reales de un pueblo, el nuestro, que ve como desde sus atalayas son esas nuevas clases políticas las que marcan los caminos por los que la sociedad debe caminar, señalando que es o no es publicable y, en definitiva, que debe ser conocido o no por un pueblo que hoy está hastiado de mentiras e incoherencias de unos y de otros.

Es aquí, en esa ciudadanía individual responsable aglutinada en torno tanto a movimientos sociales (movimiento 15M, Plataforma Antidesahucios, etc) como a acciones individuales de protesta en donde uno encuentra el significado de la heroicidad, esa que hace que personas humildes y anónimas tomen la iniciativa y digan que otra forma de hacer las cosas es posible. Y todo ello, sin el deseo populista de fotografías de portada o discursos sentimentales que sólo buscan captar votos, sino desde el compromiso cotidiano por ayudar a que nuestra democracia progrese frente a quienes la quieren tener a su servicio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s