El camino del PSOE

el

images

Sin lugar a dudas hoy vivimos un tiempo nuevo, un tiempo, en donde la sociedad ha cambiado y en donde las transformaciones socioeconómicas impulsadas por la voracidad del pensamiento neocapitalista devoran día tras día los pilares de la democracia, destruyendo para ello los derechos y las libertades públicas ganadas por el pensamiento progresista a lo largo del siglo XX. 

Hoy asistimos , a la imposición de la economía sobre la política y al establecimiento de un nuevo modelo de dictadura que basada en el miedo busca paralizar a una sociedad  que asiste con una mezcla de incredulidad e indignación a la pérdida de conquistas sociales como la educación y la sanidad pública o los derechos laborales entre otras.  Es en este marco , en el que el PSOE tiene que orientarse para  buscar un nuevo espacio a ocupar de cara a una ciudadanía que hoy en gran medida nos sigue culpando en parte de no haber mostrado una oposición más contundente ante quienes en aquel aciago Mayo del 2010 nos hicieron dar la espalda en cierto grado a nuestro programa de gobierno impulsados por un sentimiento de estado en el deseo de hacer lo mejor para el interés de una nación, la nuestra que hoy  haciendo gala de esa desmemoria a la que parece abonado nuestro país no recuerda  otras actuaciones de un gobierno socialista el de José Luis Rodríguez Zapatero que fue puntero en la consecución de nuevas conquistas sociales y en la ampliación de muchos derechos hasta entonces sólo soñados por quienes creemos en el progreso social .Hoy, sin embargo la sociedad española percibe al PSOE como parte del problema de una crisis económica y ya social impulsada desde otras orillas, las del pensamiento neoconservador . No obstante, si tenemos que poner de relieve que esa campaña lanzada desde los sectores de la ultraizquierda de nuestro país igualando en culpabilidad a los partidos mayoritarios en relación a la situación actual que vivimos parece que ha calado en la epidermis de una sociedad angustiada con la incertidumbre de una crisis económica que hace que quienes sufren, busquen respuestas y culpables ante la falta de salidas . Algo que además se agrava de la mano de las políticas de recortes del gobierno del PP , actuaciones que lejos de servir para recuperarnos nos condenan a un lento suicidio como proyecto de país.

Por todo ello, en un país en donde la desigualdad y la injusticia social aumentan a pasos agigantados , el PSOE se muestra como un partido que hoy es más que nunca necesario. Útil, como lo fue antaño cuando un grupo de personas lo crearon en torno a la idea de hacer del mismo un instrumento necesario para la transformación social y un arma de defensa del débil frente al poderoso.  Hoy ,de nuevo esas máximas del ideario socialista se muestran como imprescindibles para quienes debemos construir un PSOE fuerte y unido en torno a medidas de transformación en nuestro modelo de interrelación interna y de propuestas hacía la sociedad.  Ciertamente, son esas dos esferas , la interna y la externa la que los/as socialistas debemos recorrer.  Hacía dentro creando nuevas formas de participación directa de la militancia de base en la toma de decisiones , convirtiendo las casas del pueblo en espacios dinámicos de reunión y acción, de formación y proposición . Y todo ello, haciendo al mismo tiempo que el PSOE  sea cada día una herramienta  más permeable a esos nuevos liderazgos reales que afloran en el día a día en una sociedad civil activa y reivindicativa , unos liderazgos que deben encontrar en el PSOE la herramienta útil a esos deseos de justicia, libertad e igualdad como siempre lo fuimos.

Pero de igual forma, el PSOE debe mirar hacía fuera, hacía una sociedad que quiere volver a creer en nosotros y darnos esa confianza pérdida en las últimas elecciones. Tenemos para ello que lanzar de manera decidida una nueva propuesta de diálogo abierto con la ciudadanía a través de la construcción compartida de un nuevo contrato social que haga posible avanzar en aspectos ,como el de la reforma de la ley electoral, hipotecaria o laboral, la defensa de un nuevo modelo de relación entre las instituciones y la ciudadanía a través de la apuesta por la transparencia y la participación, así como en el impulso a la defensa de la educación y sanidad pública de la mano de una gran reforma fiscal que reparta de manera progresiva las cargas impositivas . Medidas estas ,que de la mano de otras ,como la apuesta en políticas anticíclicas de corte keynesiano que impulsen el crecimiento económico deben conformar ese nuevo ideario de un socialismo ,que adaptado a los tiempos actuales haga frente a los desafíos que tenemos por delante quienes nos sentimos socialistas, retos que de nuevo tienen que ver con la defensa de la libertad, la igualdad y la justicia social, valores estos que un día impulsaron a Pablo Iglesias a fundar un partido , el PSOE , que hoy más que nunca es necesario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s