La marea roja.

Sin lugar a dudas , podemos afirmar que a lo largo de la historia las mayores revoluciones o conquistas sociales que la humanidad ha vivido, se han iniciado con pequeñas acciones o movilizaciones que en el tiempo han servido como verdaderos detonantes de acciones colectivas que han tenido como fruto o resultado la conquista de derechos y libertades antes sólo soñados por quienes levantaron por primera vez la voz con el deseo de lograrlos.
Hoy vivimos en un tiempo en donde las conquistas del pasado, disfrutadas por la ciudadanía al abrigo de las democracias occidentales y del Estado del Bienestar esta en peligro de extinción. Y todo ello, de la mano de un modelo neoliberal de sociedad que impulsado por el pensamiento conservador ha visto la oportunidad de llevar a cabo a través de la actual crisis económica la configuración de ese nuevo diseño de sociedad en donde el pensamiento liberal , injusto y desigual por naturaleza sea la seña de identidad en un Siglo XXI en continuo cambio.
Es en este marco en donde las recetas de recorte de los servicios públicos y por ende de los derechos y libertades en materia laboral, educativa o sanitaria se presentan como objetivos a lograr en la construcción de un estado en donde el sector público sea minoritario frente a un sector privado situado en el eje central de las relaciones entre la ciudadanía y los mercados. España, al igual que otros países como Irlanda, Portugal, Grecia o Italia no se encuentra alejada de la ejecución en su territorio de estas recetas que la bestia capitalista de los denominados mercados exige de manera tajante a los poderes públicos para calmar una voracidad ilimitada en donde la igualad, el progreso y la justicia social no tiene cabida. Así, desde la victoria del Partido Popular y el ascenso a la presidencia del gobierno de Mariano Rajoy en las pasadas Elecciones Generales nuestro país se ha visto inmerso en el mayor retroceso de derechos y libertades de la reciente historia democrática, recortes que han afectado de manera directa a todos los pilares de la educación (subida de tasas universitarias y disminución en la inversión pública en materia educativa) de la sanidad (recorte de la inversión, privatización de servicios, recetazo) o del propio ámbito de la legislación laboral ( Reforma Laboral y pérdidas de derechos de los trabajadores, flexibilidad despido, eliminación de los convenios colectivos) entre otros.
En este contexto de trasmutación de nuestro sistema de bienestar por un sistema de esclavitud en donde la acción conjunta de las organizaciones sociales, políticas y sindicales progresistas adquiere plena relevancia como se pudo demostrar en la movilización que el pasado 15 de Septiembre sólo la acción coordinada de todos los agentes sociales, políticos y sindicales conformando una auténtica Marea Roja puede frenar lo que hoy es sin lugar el mayor ataque que nuestro Estado del Bienestar ha sufrido. En definitiva, es ahora tras el 15-S cuando el movimiento social nacido al abrigo de esta gran movilización debe dar nuevos pasos de consolidación en esta marea roja que nacida en las calles de Madrid debe seguir sumando a ciudadanos y ciudadanas en un No rotundo a un modelo social que sólo condenara a nuestro país al retroceso, la miseria y la desigualdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s