Ultraderecha y Crisis Económica: Ingredientes para una Europa en Retroceso

La primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas no ha venido más que a demostrar un hecho claro e irrefutable: La Ultraderecha crece en Europa. Muchas podrían ser las causas del constante y paulatino auge de los partidos Neopopulistas xenófobos y racistas que hoy crecen o se consolidan en los Parlamentos de media Europa, si bien la situación de Crisis en Europa es donde tal vez podamos encontrar el principal elemento potenciador de desarrollo de estos partidos.

     Así, la situación de rechazo por parte de la ciudadanía al modelo liberal de construcción europea unida a la situación de inestabilidad económica y social que hoy sufren los ciudadanos y ciudadanas del viejo continente que ven como su modelo social y de bienestar corre peligro, han servido sin lugar a dudas como banderas de enganche para los lideres populistas de unos partidos que basados en el populismo han logrado cuajar un gran apoyo popular en diferentes países del arco europeo.

Y es que los datos avalan  dicho auge, así en las últimas elecciones al Parlamento Europeo fueron los partidos de ultraderecha quienes más crecieron en apoyo electoral, alcanzando hasta 37 Eurodiputados, hecho que a tenido continuidad en los posteriores elecciones nacionales celebradas en diversos países europeos. De esta forma, en las elecciones húngaras el partido de ultraderecha y antisemita Jobbik alcanzo el 17% de los votos; el Frente Nacional francés ha conseguido situarse con un 20% de los votos en la tercera fuerza política del país, obligando a los tradicionales partidos de izquierda y de derecha a coquear con él para asegurar una victoria en la segunda vuelta de las elecciones francesas del mes de Mayo, en Austria el FPO consiguió el 16% en las elecciones presidenciales, convirtiéndose en la segunda fuerza más votada; en Italia la Liga Norte se ha convertido en el partido mas votado del norte de Italia en las ultimas elecciones regionales y municipales, con 2,7 millones de papeletas; en Holanda, el Partido de la Libertad logro unos magníficos resultados alcanzando el 17% de los votos en las elecciones legislativas y pasando de 9 a 24 diputados/as, convirtiéndose en la tercera fuerza en el parlamento; algo que les permitió entrar en el gobierno de la nación y obligar recientemente a convocar elecciones anticipadas al principal partido conservador del país, en Flandes  en las últimas elecciones legislativas el ultraderechista Vlaams Belang obtuvo el 12,5% de los votos. De igual forma, en los últimos años los países nórdicos han asistido al auge de los partidos de Ultraderecha, así el Partido del Progreso en Noruega o  Los Demócratas de Suecia (cuyo eslogan es “dejad Suecia a los suecos”) unidos a los nacionalistas Verdaderos Finlandeses nos dejan un mapa perfecto que no deja lugar a dudas: La Ultraderecha se hace fuerte en una Europa en Crisis.

Hoy asistimos a una crisis económica  global en donde el pensamiento liberal económico se siente con el suficiente poder  como para imponer un nuevo modelo social y económico, y todo ello aún a costa de erosionar a las propias democracias  y acabar con el estado del bienestar, elementos que por otra parte han permitido dar estabilidad a un mundo global en constante cambio. De esta forma, son hoy los mercados y el capitalismo especulativo los agentes que imponen a gobiernos y estados las medidas frente a una crisis que pudiera parecer inducida por los mismos para lograr lo que hoy buscan constantemente: La imposición de una Dictadura de Los Mercados.

No cabe duda, que las actuales políticas de contracción del gasto público y de recorte de los servicios así como del propio estado de bienestar dirigidos bajo la batuta de los mercados y de los gobiernos conservadores de Alemania y Francia no están más que acrecentando la situación de conflictividad social , que de seguir aumentando podría llevar a una pérdida de la estabilidad política y social en Europa de la mano de una erosión de una clase media que de seguir recibiendo “las recetas de los mercados” acabara por diluirse dando paso a un nuevo fenómeno de “Lucha de Clases” en donde los partidos neopopulistas seguirán aumentando su apoyo popular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s