Prólogo del libro ” Epistolas de la Memoria” de Manuel Alonso Albarracin

portadaepistolasdelamemoria

 

Prologar un libro nunca fue tarea sencilla ni anodina,en las pocas que líneas que lo conforman uno debe intentar condensar el sentimiento, la pasión y el entusiasmo que hace que la obra tome vida entre el chasquido de las hojas cuando pasan.

Decía el gran Lucrecio que cuando la necesidad nos arranca palabras sinceras cae la máscara y aparece el hombre, y en este extremo esta frase adquiere un gran significadomáxime cuando la historia que narra un libro no es un episodio contado por un tercero sino viviendas narradas por el protagonista de carne y hueso como si la historia ocurriese en la inmediatez de este tiempo y no en un pasado no tan lejano.

Siempre he creído que los acontecimientos más extraordinarios destacan por la sencillez de las personas que los llevan a cabo, personas normales, ciudadanos y ciudadanas de a pie que un determinado momento se convierten en verdaderos heroes.

Este libro narra la historia de uno de esos heroes cotidianos que un día tuvieron que enfrentarse al resquebrajar de sus ilusiones, de su vida con la misma fuerza que un árbol se parte con un rayo en una tormenta.

Este heroe de lo cotidiano, uno de tantos miles que murieron asesinados por las manos de la intolerancia y la sinrazón, se llamaba Juan Luis Freniche Sánchez.

Juan Luis Freniche Sánchez fue uno de esos luchadores de la palabra y del humanismo que a través de la docencia como profesor en Ayamonte y Lepe, quiso contribuir al desarrollo de país, desarrollo que con la II República se veía como una realidad de un sueño que tomaba forma en las manos de miles de personas que en toda España luchaban por el ideario social y de justicia que la República pregonaba. Sueño que vio truncado por el levantamiento militar fascista que sumió a España en una guerra civil primero y una sombría dictadura despues.

Los profesores de la II Republica, defensores de la palabra como Juan Luis Freniche Sánchez, fueron la piedra angular sobre la que el gobierno republicano quiso construir ese país de progreso, esa España del futuro que inspiraba los pasos de esa generación de hombres y mujeres. Por ello desde los primeros momentos del golpe militar, fueron perseguidos de manera indiscriminada y masacrados junto con los demas desafectos al régimen fascista: Intelectuales, sindicalistas, políticos, artistas o gente de apie cuyo único delito era saber leer.

La cultura es el único martillo que rompe todas las cadenas de la tiranía y de la opresión y esto lo sabían muy bien los golpistas y la derecha retrógrada de España, que sin piedad llevaron a cabo el exterminio de los hombres y mujeres que transmitían esa cultura de libertad, progreso y justicia.

En este libro, querido lector, uno se adentra en el sentimiento, en el corazón de un hombre justo que creía en las bondades de la persona, en el humanismo como herramienta útil para el desarrollo de un pueblo que necesitaba del mismo para poder liberarse de las cadenas de la sinrazón, la injusticia y el analfabetismo en el que estaba sumido. Un hombre que desde lo cotidiano fue un heroe de la palabra, una persona que murio con 24 asesinado vilmente, acusado de delitos que nunca llevo a cabo y un hombre que amo a una mujer.

Mujer en la que encontró su luz en ls tinieblas y el agua que retuvo su sed cuando en la cárcel de Huelva se sumían sus sombras. A él y lo smiles de profesores y profesorsas de la República y en general a todas aquellas personas que lucharon por defender la libertad y la justicia esta dedicado este homenaje.

Homenaje que con la tinta quiera que de la memoria del tiempo no se borre, que no se oculte entre la telaraña ambigua que determinados sectores de la sociedad interesadamente quieren tejer.

De él, de sus sueños y sus ideales nos queda todo porque hoy la Constitución de 1978 y las generaciones que le precedimos tenemos que dar las gracias a esos hombres y mujeres como Juan Luis Freniche Sánchez, soñadores que dieron su vida por la defensa de los valores que más humanos nos hacen: La Libertad, La Justicia y el Progreso.

Josu Gómez Barrutia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s